LA FORMA MAS FÁCIL PARA DESATORAR LAS CAÑERÍAS DEL LAVADERO

Se acabó llamar al fontanero para que te ayude a desatascar la tubería. Hazlo tú mismo. Existe un método amigable con el medio ambiente que puede realizar fácilmente esa función, dejando el desagüe libre de obstrucciones, desinfectado y sin malos olores. Eso sí, siempre y cuando la causa del atasco no sea muy grave.

Hay varias maneras de destaponar tu fregadero de forma natural. Aquí te ofrecemos una solución económica y simple, rápida y segura. Cualquiera puede realizarlo, incluso las personas con problemas alérgicos. Esta fórmula puede hacerte ahorrar tiempo y, sobre todo, dinero ya que los ingredientes que se emplean son muy comunes. Son productos que tenemos a mano y no son peligrosos ni caros.

¿Qué vais a necesitar? 1/2 taza de vinagre y media caja de bicarbonato de sodio. ¡Cuidado! La combinación de ambos productos suele hacer una reacción espumosa que poco a poco irá desapareciendo.

De esta manera puedes destapar tus cañerías y economizar tu presupuesto.
Este truco se aplica en 3 sencillos pasos, utilizando apenas 2 ingredientes.

El bicarbonato de sodio es un ingrediente que usamos generalmente para la realización de algunos postres o comidas.

Sin embargo, sus potentes propiedades sirven para limpiar muchas superficies, en ciertos casos es usado como ingrediente medicinal.

Puedes mezclarlo con otro potente limpiador como lo es el vinagre blanco, el cual es fácil de adquirir.

Si posees en tu casa estos sencillos ingredientes, empieza a destapar las cañerías de tu hogar desde hoy mismo.

Para esto necesitas seguir 3 pasos:

Mezcla 1/3 de taza de bicarbonato con la misma cantidad en vinagre blanco.

Revuelve y vierte sobre el desagüe, deja que haga efervescencia y esta remueva la suciedad que bloquea el paso de la tubería.

Luego de reposar durante por lo menos una hora, procede a aplicar agua caliente para enjuagar y arrancar lo que pueda haber quedado dentro.

Un método fácil y simple que usted no debe dejar de intentar. Comparte esta información para ayudar a otra persona a ahorrar bastante tiempo.

Procedimiento:

Vierte por el caño, al mismo tiempo, 1/2 taza de vinagre y media caja de bicarbonato de sodio.
Coloca el tapón rápidamente.
Espera unos 30 minutos, hasta que la efervescencia pase.
Quita el tapón y vierte agua hirviendo dentro del fregadero, dejando que el agua fluya libremente.
Si ves que no ha funcionado, repite el proceso.

Este procedimiento, además de cumplir con la función de desatasco del fregadero, que suele ser muy común por la acumulación de grasa y residuos de comida, cumple la función de lavar y desinfectar las tuberías, eliminando los malos olores. Haz este proceso una vez a la semana para desinfectarlo y evitar que se acumule la suciedad. De este modo, conseguirás tu fregadero esté limpio por dentro y por fuera.

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *