ACEITE DE JENGIBRE CONTRA LOS DOLORES ARTICULARES

El jengibre es una raíz muy utilizada en la cocina, para preparar comidas, infusiones y remedios. Todos saben que tiene grandes propiedades antiinflamatorias, analgésicas y es bueno para combatir e resfriado.

Esta raíz cura los problemas estomacales, reduce las flatulencias, aumenta el apetito, depura el organismo, mejora la circulación, nutre la piel y hasta es un repelente contra los mosquitos.

Además de ser excelente contra las enfermedades respiratorias, alivia la tos, cura la bronquitis, gripe, disnea y asma. Además que ayuda a expulsar la flema fácilmente. Es un gran expectorante natural.

Pero sus propiedades no llegan hasta aquí. Tiene un gran poder para aliviar los dolores articulares y de eso te queremos hablar hoy. Para que aprendas como preparar su aceite y a usarlo para aliviar tus dolencias.

ACEITE DE JENGIBRE CONTRA LOS DOLORES ARTICULARES

El jengibre también ayuda a controlar los niveles de colesterol, previene la formación de coágulos en la sangre, lo que evita que sufras de un ataque al corazón. Además si prepararas este aceite minimiza los dolores producido por la inflamación de las articulaciones.

Ya no tendrás que depender de fármacos, que a la larga ponen en riesgo tu salud. Con esta preparación podrás quitar todos los dolores que tener y hacer tu vida normal, sin problemas ni dolencias.

Ingredientes:

Un trozo de jengibre

1 taza ½ de aceite de oliva

1 envase para hornear

Preparación y uso:

Lava el jengibre y déjalo secar antes de rallarlo con la piel.

En el envase para hornear agrega el jengibre rallado y el aceite de oliva, mézclalos bien y pon en el horno por 2 horas a 150 grados.

Pasado ese tiempo y cuando este frio procede a filtrar la preparación colocando el jengibre en un paño y exprimiendo con fuerza.

Cuando hayas extraído todo el aceite podrás almacenarlo en un fresco con tapa. Déjalo en un lugar fresco y seco para que tenga una vida útil de 6 meses.

Para usarlo solo debes agregar 3 gotas de esta preparación en la palma de tu mano y frotar la zona adolorida con suaves masajes hasta que la piel lo absorba por completo.

De esta forma ya no sentirás alguno. Y lo mejor es que fue gracias a este método natural.

Si te gusto no dejes de compartir esta información.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *